Impuesto sobre la renta 2017

¿Qué es el Impuesto sobre la renta?

Es fundamental aclarar que tanto el Impuesto sobre la Renta, como el IRPF o el Impuesto sobre la Renta de Personas Físicas es exactamente lo mismo. Dicho impuesto es un tributo que todo contribuyente tiene que abonar de forma personal, puesto que es un impuesto que se grava teniendo en cuenta los principios de generalidad, igualdad y progresividad de cada persona.

Explicado de otro modo, es un impuesto que se aplica de forma directa a cualquier contribuyente y que variará dependiendo de las rentas declaradas del contribuyente, de sus posibles deducciones así como de los bienes sujetos a la declaración de impuestos. A mayor renta y mayor cantidad de bienes, mayor será el porcentaje que deberá de pagar, puesto que en proporción dicho contribuyente se estará esforzando de forma similar a una persona con menos renta que tenga que pagar un IRPF menor. De ahí el anteriormente mencionado principio de igualdad por el que se rige dicho impuesto.

¿Cuál es el objetivo del Impuesto sobre la Renta?

El principal objetivo del Impuesto sobre la Renta será aportar los fondos suficientes al Estado para que éste pueda invertirlos en las pensiones para ancianos, en estructuras, en educación, en sanidad pública así como en cualquier cosa que pueda contribuir al buen desarrollo de un país. Sin estos Fondos, el Estado tendría que pedir prestado el dinero a otros países, teniendo que pagar después unos intereses que, cuando hablamos de volúmenes tan elevados de dinero serían muy complicados de abonar. Por ello, cada ciudadanos contribuye de manera directa con sus impuestos, teniendo que realizar la Declaración de la Renta cada año para formalizar la situación financiera.

¿Por qué es necesario hacer la Declaración de la Renta si ya pago IRPF?

La respuesta es sencilla y es que, cada contribuyente pagará un porcentaje mayor o menor de impuestos dependiendo de las rentas y de su patrimonio, así como de las personas a cargo que pueda tener. Para comprobar que todos los datos y el informe económico de ese contribuyente es el correcto, el Ministerio de Hacienda propone la realización de una Declaración de la Renta de forma anual, que terminará arrojando dos posibles resultados: “Resultado a devolver” o “Resultado a ingresar”.

Y es que, si al contribuyente le han retenido un mayor Impuesto sobre la Renta del que le correspondía por el volumen de su renta anual, Hacienda le devolverá en un único pago la diferencia, cada año, en la Declaración de la Renta. Por contra, si dicho contribuyente no ha pagado los suficientes impuestos teniendo en cuenta su renta anual, deberá de abonar la cantidad correspondiente para regularizar su situación.