Quiénes están obligados a presentar la declaración de la renta

Según lo establecido en el artículo 96 de la Ley 35/2006, referente al Impuesto Sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), y de acuerdo con el artículo 61 del Reglamento del IRPF que se aprobara por Real Decreto 439/2007, tendrán la obligación de presentar la declaración de la renta los contribuyentes que cumplan con las condiciones especificadas en estos artículos con los límites establecidos.

Tendrán la obligación de presentar la declaración de la renta los contribuyentes que tengan derecho a deducción por cuenta ahorro-empresa, deducción por inversión en vivienda, deducción en la renta por doble imposición internacional. Se incluirán además los contribuyente que hayan realizado aportaciones a planes de pensiones, a patrimonios protegidos de personas con discapacidad, aportaciones a planes de previsión asegurados y seguros de dependencia sometidos a reducción de la base imponible en caso de ejercitar tal derecho.

No obstante, se exceptuarán de esta obligación de presentar el IRPF, en tributación conjunta o individual, los contribuyentes cuyas rentas obtenidas en el ejercicio del año anterior procedan únicamente de:

– Rendimientos íntegros del trabajo que procedan de un sólo pagador con límite de 22.000 euros. Este límite se aplicará de igual forma a los contribuyentes que en el ejercicio del año anterior hubieran percibido rendimientos de más de un pagador y cumplan con alguna de las siguientes situaciones:
1. La suma de las rentas obtenidas del segundo pagador y los restantes, por orden de cuantía, no deberá superar en total los 1.500 euros al año.
2. Las rentas del trabajo percibidas en el año deberán proceder únicamente de prestaciones pasivas incluidas en el artículo 17.2.a) de la Ley del IRPF y la retención aplicable se realizara según el procedimiento regulado por el artículo 89.A) del Reglamento del IRPF para los perceptores de dichas prestaciones.

– Rendimientos íntegros del trabajo con un límite de 12.000 euros al año, en las situaciones siguientes:
1. Las rentas procedan de más de un pagador, siempre que la suma de las rentas obtenidas por parte del segundo pagador y los restantes, por orden de cuantía, no sea superior en su conjunto a 1.500 euros al año.
2. El pagador de las rentas del trabajo recibidas no tuviera la obligación de retener según lo establecido en el artículo 76 del Reglamento del IRPF.
3. Se hubieran obtenido rendimientos íntegros del trabajo que estuvieran sujetos a un tipo de retención fijo.
4. Se perciban del cónyuge pensiones compensatorias o anualidades por alimentos distintas de las recibidas de los padres.

– Rentas íntegras procedentes de ganancias patrimoniales sometidas a retención o ingreso a cuenta y capital mobiliario, con un límite anual en su conjunto de 1.600 euros.

– Rentas inmobiliarias imputadas de acuerdo con el artículo 85 de la Ley del IRPF, rentas íntegras de capital mobiliario no sometidas a retención derivados de Letras del Tesoro y procedentes de subvenciones adquiridas para la compra de una vivienda de protección oficial (VPO), o de precio tasado, estableciendo como límite anual 1.000 euros en su conjunto.